domingo, 6 de agosto de 2017

Reseña: «La Reina del Tearling».

Erika Johansen
Trilogía La Reina del Tearling 1/3
Número de páginas: 496
Precio: 19.90 €
Editorial Fantascy
Juvenil fantástico distópico


«Kelsea Glynn, inmóvil, vio acercarse el escuadrón a su casa. Los hombres cabalgaban en formación militar, con escoltas en los flancos, vestidos con el uniforme gris de la Guardia Real del Tearling. Las capas de los jinetes, al ondular, revelaban sus costosas armas: espadas y puñales de acero de Mortmesne. Uno de los hombres llevaba, incluso, una maza; Kelsea vio la cabeza con pinchos que sobresalía de la silla de montar. El semblante adusto con que guiaban sus caballos hacia la casa ponía en evidencia que habrían preferido no estar allí».

SINOPSIS OFICIAL

Kelsea Glynn es la única heredera del trono del Tearling. Tras la muerte de su madre, la princesa fue criada por dos fieles sirvientes en una cabaña oculta en los bosques. Durante casi dos décadas, el tío de Kelsea ha ejercido la regencia, pero no es más que el títere corrupto de la Reina Roja, la taimada y despótica hechicera que ostenta el poder en el feudo colindante de Mortmesne.

El día que Kelsea cumple diecinueve años, los maltrechos restos de la guardia de la reina acuden para sacar a la joven de la clandestinidad y escoltarla hasta la capital.

Así empieza el turbulento viaje de Kelsea al corazón del Tearling para reclamar su trono, ganar la lealtad del pueblo, y rescatar su reino de la corrupción y de la magia oscura.

Armada con una voluntad de acero, la joven se someterá a una auténtica prueba de fuego que puede convertirla en leyenda... o destruirla.

MI OPINIÓN

El ascenso de su tío al trono como regente tras la muerte de la madre de Kelsea puso su vida en peligro desde que esta apenas era un bebé, por lo que dos fieles vasallos la escondieron con ellos en el bosque y la educaron para prepararla para el día en que cumpliera diecinueve años, momento en el que la guardia real, todavía fiel a la difunta reina, se la lleva, tras reconocerla gracias a una marca en el brazo y a los zafiros que su madre le dejó, a su reino, el Tearling.
Allí Kelsea no solo se encuentra amenazada de muerte, sino que descubre que la realidad del país es terriblemente dura: un reino sobrecogido, maltratado y que vive bajo la constante amenaza de La Reina Roja. Sin embargo, ella está dispuesta a pelear, con el apoyo de su guardia… y de cierta magia ancestral, con uñas y dientes por el bienestar de su reino y sus habitantes.

La reina del Tearling, relatado en tercera persona con una prosa más bien sencilla y en un tono juvenil y ligero, cuenta la historia de Kelsea, la heredera al trono del Tearling, su lucha contra la injusticia social y la pérdida de la inocencia de una niña de diecinueve años que se ve en la tesitura de gobernar un reino oprimido y luchar contra el enemigo sin más práctica que la de sus conocimientos teóricos, sin saber en quién confiar y sin saber cuáles pueden ser los efectos de sus decisiones.

En esta novela, debido entre otras cosas al argumento que tiene, presenta una gran variedad de personajes, aunque la protagonista es la heredera al trono. Sin embargo, de entre los secundarios se perfilan unos cuantos personajes que, sin duda, resultan más que interesantes.
Kelsea es en torno a quien gira la historia, y  a pesar de que la novela está escrita en tercera persona, se desarrolla en su mayoría a través de sus ojos, de su punto de vista. Es una persona con un carácter fuerte, impulsivo y realmente tozudo, y tiene un sentido de la justicia más desarrollado que el de sus predecesores en el trono. También presenta unas cuantas contradicciones, lo que hacen un poco más realista al personaje: por ejemplo, al contrario que otras heroínas de la literatura juvenil, a esta se la describe como una chica más bien entrada en carnes y feúcha, cosa que corrobora la guardia real, algo que ella acepta… pero que no deja de ser una espinita clavada en su ego y que le provoca envidia cada vez que ve a una mujer hermosa; tiene un pequeño problema con el control de la ira y, a pesar de que es un personaje inteligente, toma decisiones demasiado impulsivas que pueden llegar a ser incomprensibles. Es un personaje bastante satisfactorio, aunque no deja de tener algún comportamiento de Mary Sue que rebaja la potencia que podría haber conseguido, así como la empatía que puede provocar en el lector.
Respecto a los personajes secundarios, habría que destacar al jefe de la guardia real, Maza, y a la Reina Roja (entre otros).
Maza es un hombre inteligente, bruto y leal, que lleva al máximo su labor como protector de la reina y más adelante se convierte no solo en su guardaespaldas, sino también en su amigo y consejero. Es uno de los mejores personajes del libro, aunque no deja de responder a determinados estereotipos masculinos.
La Reina Roja es la némesis no solo de Kelsea, sino del pueblo entero. Es un personaje más bien poco desarrollado en esta primera parte de la trilogía, de la que se sabe lo mínimo exceptuando lo que se cuenta: que es una mujer cruel, déspota y malvada que tortura, maltrata y esclaviza por el placer de poder hacerlo y cuyo mayor objetivo es hacerse con algo que tiene Kelsea, los zafiros que forman parte de su herencia familiar.

Este libro, con una prosa ligera y juvenil, es sencillo y fácil de leer: el argumento es bastante lineal y tópico y sigue al héroe, en este caso, la protagonista.
La trama de esta novela comienza de una forma un tanto tópica, con una chica que es la «elegida», la «verdadera reina», aquella que traerá la justicia y la verdad al reino, y el hilo argumental se conduce gracias a ella y a sus acciones, a su constante lucha por imponer justicia y volver a traer la felicidad y la abundancia a su pueblo.
La construcción del mundo imaginario de este primer libro es bastante incoherente y débil: La reina del Tearling está ambientada, supuestamente, en un mundo fantástico distópico similar a la Edad Media, en una época preindustrial pero donde hay magia, aunque poco después se descubre al lector que, en realidad, es un lugar al que William Tear (de quien se explica más bien poco en esta novela), un hombre de nuestro mundo real, moderno de, posiblemente, dentro de un par de décadas, llevó a varias personas de su época en una Travesía en busca de una utopía socialista. Esta construcción, más bien floja y dejada, no impide la lectura, pero sí resulta algo molesta, al igual que la aparición de la magia, un elemento sin explicación en un mundo demasiado «realista» pero que le viene de perlas a la protagonista para justificar algunas de sus acciones.
Lo mismo sucede con la organización político administrativa del Tearling: está claro que los aristócratas están por encima de los campesinos, pero después solo hay una reina y una guardia real. También hay curas, pero no explica muy bien qué hacen excepto que los que están en el poder son corruptos.
Es por estas cosas, no muy bien explicadas, que algunas situaciones también pueden llegar a ralentizar la lectura o desconcertar, ya que resultan un tanto absurdas (como último ejemplo: los guardias reales, a quienes se les ha encargado proteger a Kelsea en su trayecto a la capital y que se encuentran perseguidos por un grupo de asesinos profesionales, monten un campamento en medio del bosque y se emborrachen por las noches) y predecibles.

La Reina del Tearling parte de una idea que no es mala, pero que al no haberse desarrollado bien ha quedado muy simple e inacabada: al ser la primera parte de una trilogía, resulta un tanto introductoria, pero si se pasan por alto estos errores, se puede disfrutar de la lectura y esperar una mejoría en los siguientes títulos de esta historia.

Agradecimientos especiales a mi amiga Paloma, que me regaló los libros :D

3 comentarios:

  1. Muy buena, Camino :) Lo que más me pesa en este tipo de libros es precisamente lo que criticas de una estructura social muy poco explicada... Y tampoco me entusiasman los malos que lo son simplemente porque pueden.
    ¡Ya veremos los siguientes!

    Besos

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!

    Al principio me llamó mucho la atención, y aunque no suena mal del todo, tendría que ver más opiniones antes de decidirme a leerlo. ¡Gracias por la reseña!

    besos!

    ResponderEliminar
  3. Excelente crítica!! Yo aún no me he puesto con esta saga pero me llama muchísimo ^^
    Soy Samuel y nos hemos conocido por el grupo de whatsapp!
    Me quedo por aquí y te sigo :D
    Un saludoo

    ResponderEliminar

¡Hola! ¡Por favor, comenta, no seas tímido! Al fin y al cabo los comentarios le dan vida a un blog y me permiten conocer qué es lo que os gusta y lo que opináis (y a mí me hacen muy feliz). ¡Gracias! Nos vemos pronto.